El concreto es un material de gran uso debido a sus características como fácil preparación y su eficacia. Se trata de una mezcla que incluye arena, grava, gravilla y cemento. En el caso específico del concreto premezclado, este es el segundo producto de mayor demanda y se elabora a partir de una producción controlada donde los materiales se dosifican de acuerdo con un diseño. De esa forma, se obtiene la resistencia y la homogeneidad adecuadas.

También es importante señalar que el concreto premezclado cumple con especificaciones en cuanto a la calidad de la materia prima. Para el control de las fórmulas de concreto existen programas específicos y normas internacionales que permiten variaciones aceptables en su producción.

La implementación de este material en diversos proyectos ofrece ventajas como la mejora en los tiempos de ejecución, una reducción en los costos de mano de obra, menores tiempos de colado o vaciado y la garantía de resistencia. Además, el concreto premezclado puede ser transportado a diferentes distancias, manteniendo su manejabilidad, temperatura, tiempos de fraguado, resistencia, etc. Esto lo convierte en un producto versátil que se adapta a distintas obras.


En resumen, el concreto se puede moldear en diferentes formas, es duradero, altamente resistente a la compresión y ofrece un excelente costo. ¿Quieres saber más del concreto premezclado que comercializamos en FERREYSA? ¡Llámanos!